TRáFICO DE ANIMALES COMO NEGOCIO

TRÁFICO DE ANIMALES Y EXPLOTACIÓN

Según un reciente informe el tráfico de animales es considerado como el cuarto crimen organizado más grande en el mundo. Sí eco-voluntarios…¡el cuarto! Es un dato que nos llena de rabia y tristeza pero a la vez cargamos nuestras mochilas con ganas e ilusiones para seguir trabajando contra los crimenes hacia la naturaleza  y así salvar al planeta.

Antes de hablar de las causas y consecuencias que provocan el tráfico de animales, os recordamos que con BLUA podéis haceros eco-voluntarios y colaborar en proyectos internacionales .¿No sabéis qué es el Eco-voluntariado? No pasa nada, aquí os lo explicamos. En los proyectos aprenderéis el proceso por el que pasan los animales que sobreviven al tráfico o la explotación.

tráfico de animales

CAUSAS DEL TRÁFICO DE ANIMALES

Según datos de las Naciones Unidas, el tráfico de animales mueve alrededor de 7.500 millones al año. ¡Es un cifra que nos asusta! Y os preguntaréis… ¿Porqué se produce este hecho? El tráfico ilegal de animales lo podriamos catagolizar en varias causas:

– Uso como macotas (modas, desconocimiento del hábitat del animal…)
– Ocio (Zoológicos, circos, centros de fauna no certificados, turismo…)
– Crianza ilegal y posterior venta de pieles, colmillos, medicinas…etc.

Se estima que en el comercio ilegal solo se descubre una décima parte de lo que realmente se comercializa en el mercado negro. Hay diversos métodos de transporte donde se calcula que la mitad de los animales que se transladan mueren debido a las precarias y prohibidas condiciones que los someten. Introducidos en tubos de pvc (la mayoría aves), en dobles fondos de maletas, asfixiados en abrigos de pasajeros, atados por todas sus extremidades en cajas… son algunas formas que utilizan para trasladar a los animales. Y hay que tener en cuenta que además de torturarlos y someterlos a largos viajes, la mayoría son drogados para que no sean desubiertos durante el viaje.

Voluntarios acomodando a un caimán en un centro de rescate de animales

Voluntarios en un centro de rescate de animales

CONSECUENCIAS DEL TRÁFICO DE ANIMALES

Las consecuencias que tiene el tráfico de animales pueden abarcar varios ámbitos.
La destrucción del habitat y la perdida de la biodiversidad del mundo son consecuencias que provocan el tráfico de animales. Esta destrucción del hábitat puede implicar una posible extinción de la flora y fauna autóctona y un quebrantamiento del ciclo de vida. La sociedad humana también se ve afectada. El perder biodiversidad puede afectar a sus actividades económicas como la agricultura. Esta pérdida se debe a que si el clima es modificado por la pérdida del hábitat, no se generan recursos naturales sufcientes como para seguir con las actividades económicas.

Otra de las consecuencias que se generan por el tráfico de animales, es que al introducir especies salvajes en otros países, estas pueden alterar la vida silvestre autóctona. Pueden introducir enfermedades, parásitos… a los que la fauna y flora autóctona no está preparada. Este hecho podría  provocar la pérdida de la vida autóctona.

PROBLEMAS DEL TRÁFICO DE ANIMALES

Otro de los problemas a mencinonar que se produce con el tráfico de animales es el uso que le da el ser humano.
Muchos de los animales son asesinados para utilizar sus pieles en la moda o para fabricar productos de belleza. Otros son asesinados porque en alguna culturas (sobre todo asiáticas, aprovechan mucho el tigre) creen que tienen utilidad médica para sanar algunas enfermedades como el cáncer o la resaca. Los animales más amenazados son los rinocerontes (que quedan alrededor de unos 20.000 ejemplares) y los elefantes (que mueren alrededor de 30.000 ejemplares anuales). Esto se debe a que sus cuernos de márfil pueden estar valorados en unos 60.000 euros/kilo en el mercado negro.
trafico de animales
Una investigación de un centro de estudios estadounidense decubrió que la mayoría de los beneficios que se obtienen con el tráfico de animales es para financiar guerras y terrorismo.

Los mayores mercados de tráfico ilegal se encuentran en el sudeste asiático y en África central. Por eso, muchos de los proyectos de BLUA se localizan en estos países. Tenemos que parar estos crímenes y actos de crueldad.No nos damos cuenta, pero el planeta se puede estar muriendo debido a estas actividades ilícitas  y ¡nosotros podemos salvarlo! Tenemos que cambiar y luchar para endurecer las penas de las leyes, e intentar conseguir que si alguien trafica con drogas lo penalicen igual  que un  traficante de marfil.

Podéis obtener más información en este artículo del 20minutos.

Si estáis interesados en leer noticias relacionadas, podéis seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *